Home
For Women
For Practitioners
For Partners
Sex and Vaginismus
Vag. Central
Contact Us

CUANTO TIEMPO HAY QUE MANTENER DENTRO DE TI UN DILATADOR
Y COMO VOLVERLO A INSERTAR.





Una vez que hayas logrado insertar la punta de un dilatador a través de los músculos del primer tercio de la vagina, o aún que lo hayas logrado insertar completamente, te preguntarás: ahora por cuanto tiempo lo tendrás que dejar ahí?

NO HAY una regla estricta o un método científicamente comprobado que nos diga que un tiempo fijo es mejor que otro, así es que es totalmente tu decisión.

Lo puedes dejar al principio solo por unos minutos, porque a lo mejor te sientes abrumada por lo que vayas a estar sintiendo en esos momentos o talvez lo quieras dejar un par de horas mientras vez una película. Como tú quieras.

Si lo dejas por mucho tiempo te puede causar irritación.

Mi ginecólogo me sugirió dejarlo dentro por al menos 10 minutos. Después de 10 minutos tu vagina ya se habrá relajado algo y habrá recibido el mensaje mas importante: Puedo lograr insertar algo ahí, observa, esta todo ahí dentro y no duele! Yey!

Pero una de nosotros hizo inserciones repetitivas de aproximadamente 2 minutos con cada dilatador y eso la llevó al punto de poder tener relaciones sexuales, así es que dejarlos 10 minutos puede ser innecesario!

Después de eso, no hay en realidad necesidad de insertarlos de nuevo. Una inserción exitosa es mas que suficiente y te puedes sentir orgullosa y muy bien de haberlo logrado.

Pero si te sientes bien y aún confortable, entonces trata de sacar y volver a insertar el mismo dilatador otra vez. Obviamente, como este método se llama De-sensibilización Sistemática, todo el concepto esta basado en hacerte cada vez menos y menos sensible al objeto al cual le tienes miedo. Así es que entre mas te expongas gradualmente a los dilatadores, mejor.

Es un poco como tener miedo a volar y estar en un avión de Londres a Melbourne! El primer despegue va a ser horrible y te preguntarás como es que te subiste a uno de esos aparatos voladores de nuevo! Pero después de la primera parada en Dubai, el segundo despegue lo sentirás como una brisa, y ni mencionar el tercer despegue de Singapore, para entonces ni siquiera notarás que ya vas en el aire otra vez y te estarás tomando tu té durante el despegue!! :

Así es que es obvio que si te sientes bien como para reinsertar los dilatadores un par de veces o más, en la misma sesión, será bueno para ti, te de-sensibilizará mas.

Pero, todas somos diferentes, así es que no te forces a tratar de reinsertarte el dilatador de nuevo, si ya tuviste una buena inserción la primera vez. Ya estuvo perfecto &y es suficiente&

Si te reinsertas el dilatador, no debe de doler, espérate la sensación de quemadura o ardedura inicial (si son las primeras veces) pero nada peor que esto, nada del otro mundo. Si en vez de solo esto, en realidad te duele, quiere decir que tu vagina ya tuvo suficiente por hoy, así es que detente ahí.

Si tratas de re insertar el dilatador, entonces aquí están un par de consejos:

. No saques TODO el dilatador o el dedo. Déjalo adentro, deslízalo lentamente hacia fuera casi totalmente pero que la puntita todavía se quede ahí. Entonces re-insértalo. Respira hondo o usa alguna técnica de relajación.

.Agrega mas lubricante si el dilatador ya está seco (lo que seguramente sucederá!) y luego con delicadeza vuélvelo a insertar. Si todavía te sientes cómoda con el proceso, puedes repetir estas inserciones todas las veces que quieras.

Experimenta con lo que sea mejor para ti, pero recuerda cuidado de no irritarte.



Regresa al inicio
EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: Este sitio no fue diseñado para proporcionar consejo médico. Todo el material se ha recolectado de la experiencia de centenares de mujeres que han experimentado el vaginismo, pero es para información solamente y no intenta sustituir la consulta médica o profesional, diagnóstico y tratamiento. Revise por favor la información contenida en vaginismus-awareness-network.org cuidadosamente y consulte con un profesional del cuidado médico especializado en vaginismo, según sea necesario.